Un estudio de diseño sostenible

Un estudio de diseño sostenible

Les comparto este artículo, funciona casi para todas las profesiones y actividades ya que es una mentalidad basada en sustentabilidad, por donde se le mire.

Estas son algunas de las pequeñas acciones que puedes llevar a cabo para ahorrar energía y recursos en tu estudio. Comparte estas prácticas con todo tu equipo de trabajo, no solo ahorrarás energía y recursos, lo que se traduciría en una reducción de la contaminación , sino que también ahorrarás costes, aumentando así los beneficios de tu estudio.

1) Siempre que puedas, utiliza medios de transporte alternativos: utiliza tu bicicleta, ve caminando, o el transporte público. De esta manera contribuirás a reducir la polución causada por el tráfico.

2) Sella las ventanas para reducir las corrientes de aire y conservar el calor o el frío. Facilita siempre que puedas la entrada de luz natural. No solo reducirás el uso de electricidad: la luz natural mejora el humor y está comprobado que los empleados que trabajan con luz natural son más productivos.

3) Mantén las luces apagadas siempre que sea posible en la áreas comunes, tales como la cocina o la sala de reuniones, instala sensores de movimiento para que las luces se apaguen cuando no se utilice la habitación. Es recomendable además, utilizar lámparas de bajo consumo.

4) Si eres de lo que se queda a comer en el trabajo, utiliza utensilios reusables. Equipa la cocina con vasos, bajilla y cubiertos reutilizables. Evitarás la utilización de productos desechables ahorrando recursos y contaminando menos.

5) Reemplaza los productos de limpieza con otros de origen natural. Los productos que solemos utilizar contribuyen a la contaminación del aire, pueden causar problemas respiratorios y ser nocivos al contacto con la piel. Pueden causar disfunciones hormonales y ser cancerígenos.

6) Provee de fuentes de agua potable para los trabajadores y clientes. Evitarás la utilización de botellas individuales reduciendo así la contaminación medioambiental.

7) Recicla y divide toda la basura que puedas: Cartuchos de impresión, vidrio, plástico, aluminio, móviles, ordenadores, etc…

Crea un espacio destinado al reciclado y señalízalo correctamente.

8) Las plantas de interior absorben la polución del aire que respiras, incluyendo el VOC (Compuestos orgánicos volátiles), y aumenta en un 20% la humedad.

9) La luz gasta un 44% del consumo de la energía de tu estudio. Utiliza lámparas de bajo consumo.

10) Compra suministros en grandes cantidad evitando el packaging individual del productos tales como toallas, papel higiénico, servilletas, elementos de oficina, etc. Evita todo el material innecesario del packaging individual de los productos.

11) El trabajador medio consume alrededor de 170 kilogramos de papel, lo que supone un consumo total superior a los 6 millones de toneladas al año. Utiliza papel reciclado, supone un importante ahorro de recursos naturales (fundamentalmente madera, agua y energía) y una reducción de la contaminación debido al menor uso de sustancias potencialmente contaminantes en el proceso de fabricación del papel reciclado frente al fabricado con fibra virgen.

12) Imprime siempre que puedas en ambos lados de la hoja, y recicla hojas impresas utilizando el lado en blanco, ya sea para volver a imprimir o como soporte para tomar apuntas y realizar bosquejos. Recicla los cartuchos y toners de impresora e imprime solamente cuando sea necesario. Evita impresiones que cubran una gran superficie del papel.

13) Destina un lugar cerca de la impresora para colocar el papel que pueda ser reutilizado.

14) Utiliza mobiliario construido con material no tóxico y responsable con el medio ambiente y la sostenibilidad.

15) Los pegamentos y adhesivos de las alfombras y suelos son una fuente de componentes orgánicos volátiles (VOC). Esto puede causar problemas respiratorios y contribuir al efecto invernadero.

16) El mito de que el ordenador gasta más energía en el arranque que en todo el tiempo que permanece en modo reposo es totalmente falso. El modo reposo sigue consumiendo energía durante todo el tiempo que se mantiene en este estado.

17) Si puedes enviarlo por email mejor que enviar una carta. Si puedes subirlo por FTP mejor que enviar un CD. Si puedes utilizar PDFs mejor que imprimir documentos. Es más rápido, ahorras los costes de mensajería, evitas consumir recursos extras (impresión, CDs o DVDs) y ahorras la contaminación que produces en el envío por mensajería (transporte, recursos…).

18) Coloca papeleras cerca de las impresoras y escritorios para facilitar el reciclado de papel.

Rodrigo E. Vargas
Fuente: http://www.grafous.com/un-estudio-de-diseno-sostenible/

a través de Un estudio de diseño sostenible