CELEBRAR LA MUERTE /una manera de ver la vida

Tal vez no siempre tendremos la posibilidad de viajar o pasarnos los días en diferentes países. Sin embargo, existe la necesidad de sentirse conectado con la urbe global.

Somos una generación que quiere sentirse urbana, rodeada de multitudes desconocidas que aporten y a las que pueda aportar, con las que se sienta identificado. En el ruido de las masas está el mejor silencio para encontrarse. La celebración del día de los muertos en México una magnífica manera de conectarse con la vida, de rodearse de una fauna amplia de personalidades, no solo con el círculo más cercano. Esa es una manera de ver la vida.

Pocos lugares en México sorprenden tanto como Janitzio en el estado de Michoacán,  Alrededor de la isla de Janitzio, las comunidades purépechas celebran a sus muertos en la fiesta que ellos llaman Animeecheri k’uinchekua, y que nosotros traducimos como Fiesta de las Ánimas.

El día 1 de noviembre es el de los difuntitos, y el día 2 el de los difuntos adultos, el pueblo completo dedica sus mejores ánimos para este día, rodeado de sus familias, papel picado, comida para la ocasión y mucho humor, hay incluso un ritual que está permitido dentro de las costumbres y tradiciones del pueblo, este se llama el terúscan. Los jóvenes del pueblo van por las calles y se llevan mazorcas, chayotes y flores.No hay de qué preocuparse, todo el pueblo está de acuerdo. El producto del hurto se lleva al atrio de la iglesia, donde se hacen los guisos para el convivio.

Los mejores lugares en México para celebrar el día de muertos son Janitzio en Michoacán, Oaxaca, San Miguel de Allende, San Andrés Mixquic en la ciudad de México, Chignahuapán, Puebla.

Quise compartir el maravilloso mundo de las festividades de muertos pues es una oportunidad para voltear a ver la vida como ese cúmulo maravilloso de experiencias de vida.

#howihome #howilive #lacasaautenticadetangerinegroup #culturadediseño

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.